animacion vista5

Próximamente

Libro

 
updated 9:28 PM UTC, Dec 1, 2021

Digitalización Del Proceso Laboral

Destacado Digitalización Del Proceso Laboral

Introducción. Procesos judiciales digitales. Firma Digital y electrónica. Oficina Judicial. Implementación en la provincia de La Pampa del Sistema digital. Situación Nacional – Ley 26.685. Conclusiones.
La llegada de la digitalización a la sociedad comenzó a fines del siglo XX y experimentó una rápida aceleración en las dos primeras décadas del siglo XXI estimulando una creciente necesidad de transformación digital en todos los sectores.-

El surgimiento de la era digital en el mundo del derecho y más concretamente en el de los procesos judiciales ha suscitado la necesidad de repensar importantes aspectos relativos al derecho procesal y en particular al proceso digital

Cuando uno comenzó a transitar la profesión de abogado –hace mas de 30 años- el proceso judicial era un expediente que podía llegar a alcanzar varios cuerpos, cuyas hojas se encontraban cocidas a mano y así se hacía ante cada presentación o cualquier documento que se agregara al mismo.- Esos expedientes, que durante el período probatorio uno podía efectuar su control visual en la mesa de entradas del tribunal, tomando nota de las novedades que iban surgiendo del mismo y a su vez controlando todas las pruebas que se iban agregando y verificar aquellas que aún faltaban para evaluar si era necesario volver a insistir sobre su producción.-
El proceso era visible, palpable, para todos los operadores que en él intervenían y su “crecimiento” en volumen de hojas podíamos verificar ante cada visita al tribunal, tenían hasta un cierto ritmo de desarrollo y evolución que podíamos acelerar o pausar conforme los intereses de aquella parte a la que estuviéramos representando (actor – demandado). Casi se podría decir que uno podía sentir el pulso del proceso, teniendo periódicamente un contacto directo con el mismo, conociendo su volumen. Sabía de su límite y extensión, en una especie de “taxonomía”(1) procesal.

pdfTodo el artículo desde aquí