animacion vista5

Próximamente

Libro

 
updated 9:28 PM UTC, Dec 1, 2021

Recordando a un Defensor Obrero : Norberto Oscar Centeno​.

Destacado Recordando a un Defensor Obrero : Norberto Oscar Centeno​.

INTRODUCCIÓN.
En la República Argentina, el 11 de septiembre de 1974 fue sancionada la ley 20.744, conocida como Ley de Contrato de Trabajo, que con varias modificaciones, desde entonces, sigue vigente. Era presidenta de los argentinos María Estela Martínez, viuda de Juan D. Perón, a quien sucediera en el cargo, al haber fallecido el 1º de julio de 1974.
La ley fue impulsada por el Ministro de Trabajo Ricardo Otero, con el apoyo de la Confederación General del Trabajo. Sancionada, los trabajadores la hicieron suya y en esa época de sufrida y sangrienta militancia política, se incorporó al bolsillo de los overoles y dio ánimos reivindicativos.
Su autor fue Norberto Oscar Centeno (1927/1977), quien se recibió de abogado en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata en el año 1956, (habìa cursado los estudios de escribanía en la Universidad Nacional del Litoral). Se especializó como laboralista y asesor sindical. Fue profesor titular de la Cátedra de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de FOTO RICARDO J CORNAGLIAMar del Plata y como profesor extraordinario de la Cátedra de Derecho y la Seguridad Social de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Mar del Plata. Autor de las obras: “El Procedimiento Laboral en la Provincia de Buenos Aires”, editada en 1974 y conjuntamente con Justo López y Juan Carlos Fernández Madrid “Ley de Contrato de Trabajo comentada”, publicada en mayo de 1977. Ambos libros fueron de importancia para el estudio y práctica de la especialidad del derecho social en la convulsionada y trágica década del 70. Siguen siendo invalorable material de consulta.
El perfil de Centeno, no era el de un publicista, sino el de uno de esos abogados fogueados en la práctica, que no alcanzan a tener tiempo para escribir tratados, pero sus libros y artìculos en la revista Derecho Laboral, que dirigía Mauricio Birgin, son serios, originales y profundos. Su valìa intelectual hay que medirla con el metro de arte de crear legislación