animacion vista5

updated 8:55 PM UTC, Oct 19, 2020

Transformar el mundo del trabajo: la teoría sistémica del derecho laboral de Rodolfo Capón Filas.

Ponencia en el Seminario Internacional iberoamericano en Derecho Laboral, procesal y  seguridad social.

Lucas Adolfo Malm Green, Abogado, secretario judicial, miembro del Equipo Federal del Trabajo

"Al mundo le falta un tornillo que venga un mecánico a ver si lo puede arreglar".
(fragmento del tango de Enrique Cadícamo y José María Aguilar)

Es necesario preguntarnos ¿por qué transformar el mundo del trabajo?¿cómo transformarlo?¿quiénes tenemos que transformarlo o quiénes deben hacerlo? son algunas de las preguntas que nos formularemos en este análisis.
Mi perspectiva de análisis es la Teoría Sistémica del Derecho Social (1) de Rodolfo Capón Filas.

Semblanza de Rodolfo Ernesto Capón Filas
Quisiera primeramente compartir una breve semblanza de Rodolfo Capón Filas con quien tuve el placer de trabajar tanto en el  Tribunal como en el Equipo Federal del Trabajo y colaborar con él en alguna de sus publicaciones.
Creo que quien se ha expresado de mejor manera sobre las características del Dr. Capón Filas ha sido otro abogado y Juez del Trabajo, Camarista hoy, Luis Raffaghelli (2),  miembro del Equipo Federal del Trabajo y de la Asociación Nacional de Jueces y Juezas del Trabajo de la República Argentina quien haciendo una semblanza calificaba a Capón Filas como una suerte de prócer del derecho del trabajo de quien todos los que frecuentamos esta disciplina hemos sido en algún punto sus herederos, o bien sus aprendices, porque -se compartieran o no la totalidad de sus pensamientos-, fue maestro de varias generaciones, un luchador incansable y un jusnaturalista consecuente.
Algunas de las cuestiones que en esta reseña se destacaban era  la originalidad de algunas de sus ideas – como la concepción sistémica del derecho del trabajo –,  su inclaudicable defensa de los derechos de los trabajadores - desde la magistratura, la reflexión doctrinaria, la difusión de sus ideas  en la República Argentina, en Latinoamérica  y en todo el mundo y desde cualquier otro lugar donde entendiera que debía estar presente - como sucedió con la creación del Equipo Federal de Trabajo (3) que tan fecundo fue en su desarrollo - y por la publicación de obras propias y ajenas de interés y valor.
Fue un adelantado en la aplicación del Derecho Internacional de los DDHH, mucho antes que nuestra Constitución se reformara en 1994 imponiendo esta óptica, como también de la Declaración Socio Laboral del Mercosur y de los Convenios de la OIT. Otro de sus aportes fue la idea de estabilidad en el contrato de trabajo así como la incorporación de los trabajadores informales al Derecho Social.
Integró - y en ese tiempo pude compartir con él- la prestigiosa Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, tribunal señero en la defensa de los derechos de los trabajadores.
No transó con quienes no debía hacerlo, nunca se abstuvo de criticar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando disentía con sus fallos y sus concepciones, nos animó a ejercer cada vez que fuera necesario el control de constitucionalidad difuso recordándonos que este órgano no tiene facultades casatorias y fue un valiente y decidido defensor del principio de legalidad y la independencia judicial.

pdfBajar Nota desde acá

 
 
 
 
 
  • Publicado en Novedad
Suscribirse a este canal RSS